sábado, 23 de febrero de 2019

Cronicas del libro : EL EXTRAÑO CASO DEL INSENSATO QUE ROBÓ UNA ESTRELLA

     Mis manos iban muy rápido. Tecla por tecla intentaba ganar todo el tiempo posible. Ya que estaba en una carrera contra reloj. Quería presentar el libro en un concurso literario y me propuse hacer dos capítulos por día. Cuando llevaba 5 capítulos y estaba a punto de batir el Guinness de velocidad con mis dedos, paré en seco... 
      Me di cuenta; lo que se estaba gestando era demasiado grande y bonito como para llevarlo a marchas forzadas. Y decidí no presentarme. Lo vi claro.
     Decidí aparcar la historia y esperar que tuviera solera en mi mente. Y me pasé a CREATIKUS una fabula de duendes que estaba publicando en mi blog. Retome los siguientes capítulos. ( los tres primeros los podréis encontrar aquí en el blog). Empecé también a publicitar en la medida de mis posibilidades LOS ESMAPERDIDOS por enésima vez.
     Pasó el tiempo... y cuando uno de los duendes de la inspiración dijo que me iba ayudar, decidí retomar el proyecto del INSENSATO....
     Le comuniqué a Bernat Casas ( uno de los mejores diseñadores de Terrassa) si podría hacerme la portada, ya que él me había ayudado con la presentación de LOS ESMAPERDIDOS en la biblioteca central de Terrassa. Para ello, tuve que darle un esbozo de la obra el cual en la medida de su poco tiempo que tenía fue leyendo, para poder tener una idea a la hora de hacerme la portada.
     Me puse a realizar algunas ilustraciones sobre el libro. Y el esbozo lo dejé a ciertos amigos para que lo pudieran leer. Cuando recogí todas las impresiones de mis primeros lectores empecé a entender, que lo maravilloso de este libro, su riqueza, era como una joya enterrada en la playa, cuyo paso de las olas y el tiempo se desenterraría para la posteridad.
     Las olas ya la han ido desenterrando y empieza a ser descubierta. Cada ola es un lector que hará que esta obra perdure´. !Bienvenidas Olas! Un trozo de mi os llevareis con vosotras.
     Lee la obra. Desentiérrala, y permite que otros también la puedan descubrir.
                                      
                                                                                                                  David Piqueras López
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario